1

A tener en cuenta si instalamos repartidores de costes de calefacción (I)

Ya he hablado en otras entradas “Repartidores de costes de calefacción” y “Exposición soluciones ahorro para calefacción centralizada” y en algunos vídeos de los repartidores de costes. Se han comentado sus ventajas y el ahorro que nos pueden ayudar a tener en las comunidades de vecinos con calefacción centralizada. En esta ocasión, voy a dedicar un par de entradas a algunas de las cosas a tener en cuenta cuando en nuestra comunidad se decide por la instalación de repartidores de costes.

Los puntos mas importantes a tener en cuenta desde mi punto de vista son tres:

  • El sistema de adquisición de los repartidores de costes, que puede ser en propiedad o en alquiler
  • El sistema de lectura, que puede ser abierto o cerrado
  • Quien nos realiza la venta de los repartidores de costes

Para empezar hablamos del sistema de adquisición de los repartidores de costes. Lo habitual es que tengamos dos sistemas de adquisición. El primero es la propiedad de los repartidores y el segundo es el alquiler de los repartidores. Si adquirimos los repartidores en propiedad vamos a tener que hacer un desembolso inicial mas o menos importante que dependerá de la marca / calidad que sean los repartidores y del número de repartidores que tengamos que instalar en caso que nuestra instalación sea en columnas verticales. Como los repartidores son de nuestra propiedad, somos los responsables de los mismos, esto quiere decir que si uno de los repartidores se rompe o deja de funcionar porque lo movemos o falla cuando ya no esté en garantía lo tenemos que reponer nosotros y asumir el coste del mismo.

repartidor costes

Debemos de tener en cuenta que es posible, en instalaciones de columnas verticales, que colocamos un repartidor por radiador,  que con algún sofá, sillón o silla le demos algún golpe al repartidor y se necesite cambiar, o también es posible que si tenemos niños en casa los toquen y se puedan estropear… en estos casos, como los repartidores son nuestros y debemos de asumir el coste del cambio, por lo que la inversión final en la compra de repartidores puede ser mas alta de la prevista inicialmente, sobretodo si tenemos en cuenta que la vida útil de los repartidores son 10 años y que por tanto es fácil que alguno se estropee en este periodo de tiempo.

Si nos decidimos por el sistema de alquiler de los repartidores, evidentemente no vamos a tener que hacer la inversión inicial, lo que puede ser una ventaja para mucha gente. También tenemos que tener claro que al final de los 10 años vamos a pagar un poco mas de lo que hubiesen costado los mismos repartidores en propiedad y haciendo la inversión inicial, pero personalmente me gusta mas este sistema porque al ser como un sistema de renting y contratar habitualmente un seguro, siempre los vamos a tener asegurados en caso que se tenga que sustituir algún repartidor y siempre vamos a tener los equipos en “garantía” por si falla alguno.

En el próximo post hablaremos de los sistemas de lectura y de la venta de los repartidores

Angel Antonio Romero

Soy Ingeniero Técnico Industrial

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *