0

Modalidades de contratación de ESES

En la entrada anterior del blog hablábamos de que eran las empresas de servicios energéticos mas conocidas por ESES. En este post voy a desarrollar de una manera genérica cuales son las modalidades de contratación de las ESES, y digo de una manera genérica porque muchos de los contratos que se pueden firmar entre una ESE y su cliente son contratos a medida de las necesidades del cliente y no responden a un modelo genérico.

Los proyectos desarrollados por cualquier ESE consisten en el desarrollo de servicios energéticos asumiendo un compromiso de ahorro económico con quien los contrata. Pero esta definición genérica da lugar a una amplia variedad y modalidades de contratación de los servicios de una ESE en función de parámetros como: riesgo económico asumido, reparto de los ahorros conseguidos, momento en el que el contratante percibe los ahorros, agente que realiza la inversión, duración del contrato, etc., dando lugar a diferentes modalidades de proyectos y contratación de una ESE en función del edificio y proyecto concreto del que se trate, condiciones de la ESE y objetivos concretos del cliente.

Los parámetros que definen la modalidad de contratación de una ESE y sus servicios son:

  • Reparto de ahorros: los servicios energéticos con financiación basada en ahorros permiten diferentes posibilidades de reparto de ahorros y garantía por parte de la ESE. Así, en función de las necesidades del contratante y la proporción de ahorros del proyecto, la ESE podrá ofrecer al contratante alguna de estas posibilidades:

Reparto de ahorros desde el comienzo del proyecto: el contratante ve reducida su factura energética desde el primer año de contratación de la ESE. Normalmente son contratos de larga duración, dado que los ahorros conseguidos no se destinan íntegramente a la financiación del proyecto, sino que se reparten entre la ESE y el contratante.

Ahorros íntegros al final del proyecto: el contratante no aprecia una reducción de su factura energética hasta el final de la duración del contrato. La ESE destina todos los ahorros conseguidos a la amortización de la inversión realizada, por lo que el contratante no aprecia cambios en su factura energética.

Reparto de ahorros creciente: con el transcurso del proyecto, el contratante aprecia los ahorros de forma creciente. En un principio, sus costes energéticos se mantienen constantes y, según avanzan los años de duración del contrato, los ahorros se reparten de forma creciente para el contratante hasta que, a la finalización del contrato, éste recibe los ahorros totales del proyecto.

funcionamiento del contrato en función de los ahorros conseguidos

funcionamiento del contrato en función de los ahorros conseguidos

Financiación del proyecto: el origen del servicio prestado por una ESE se basa en la posibilidad de conseguir ahorros energéticos sin que el contratante tenga la necesidad de realizar una importante inversión. De todas maneras, esta inversión permite también diferentes modalidades según el proyecto específico desarrollado. Así, podemos tener:

“Third party financing” en esta modalidad de financiación involucramos a una tercera parte en la relación contractual de la ESE y el contratante. Una entidad financiadora (banco, entidad de crédito, etc.) se involucrará en el proyecto, realizando la inversión sobre el mismo.

– La posibilidad de financiación mixta consiste en la financiación de la inversión por parte de la ESE y el contratante de forma conjunta. Este tipo de financiación puede permitir al contratante estar más involucrado en el proyecto y reducir la duración del contrato.

– Aunque se da en pocas ocasiones, podemos encontrar situaciones en que sea el contratante quien asuma la inversión del proyecto. En este caso, la función de la ESE es comprometerse a conseguir los ahorros marcados.

  • Duración del contrato: es un aspecto clave para contratar una ESE. Actualmente, en materia energética, el mercado no está acostumbrado a contratos de larga duración. La amortización de la inversión a través de los ahorros requiere plazos de duración de los contratos de largo plazo (entre 5 y 12 años, de forma general), lo cual supone en algunos casos un aspecto negativo para los contratantes que no quieren firmar acuerdos tan prolongados. La duración del contrato dependerá principalmente de la financiación de la inversión y de la repartición de ahorros. Cuanto menor cargo de financiación asuma la ESE y mayor sea la repartición de ahorros a favor de la ESE, menor será el periodo de duración del contrato. Asi podemos tener:

Ahorros garantizados: la ESE garantiza un determinado ahorro para el contratante, normalmente en forma de porcentaje. De esta forma, el contratante siempre verá reducido su consumo energético en la proporción garantizada, independientemente de que las medidas establecidas por la ESE alcancen el ahorro energético estimado.

Ahorros compartidos: la ESE y el contratante comparten los ahorros conseguidos por la ESE. La Empresa de Servicios Energéticos no se compromete a ningún ahorro específico, sino que compartirá todos los ahorros conseguidos con el contratante.

Ahorros garantizados y compartidos: esta modalidad es una simple mezcla de las dos modalidades anteriores. En este caso, el contratante tendrá unos ahorros garantizados por la ESE, independientemente de los ahorros conseguidos, y además los ahorros adicionales que se pudieran conseguir serán compartidos por la ESE y el contratante.

Hasta aquí una introducción a las modalidades de contratación de una ESE. Para una próxima entrada voy a dejar cuales son las ventajas que tiene contratar una empresa de servicios energéticos, tanto técnicas como financieras.

Angel Antonio Romero

Soy Ingeniero Técnico Industrial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *