3

Repartidores de costes de calefacción

Se está hablando mucho últimamente de los repartidores de costes de calefacción o calorímetros y de su instalación en las comunidades de vecinos.

Para comenzar vamos a decir que un repartidor de costes o  calorímetro, es un pequeño dispositivo instalado sobre la superficie de los radiadores y cuya función es medir, de una manera lo mas exacta posible, lo que consume cada radiador donde esté instalado el repartidor.

Usualmente se instala en comunidades de propietarios con calefacción centralizada, de manera que al tener contabilizado el consumo de cada radiador, podemos tener contabilizado el consumo de cada una de las viviendas de la comunidad. Así, cada propietario de la vivienda solo debería pagar de por la calefacción de su casa, la cantidad que realmente consuman sus radiadores que para eso está contabilizada.

Una pregunta muy frecuente es, si los repartidores de costes de calefacción ahorran energía. Pues bien, la respuesta es clara y evidente, la instalación de repartidores de costes o calorímetros, NO ahorra energía, ya que estos dispositivos son solo dispositivos de medición y no de regulación. Lo que ocurre habitualmente, es que, una vez instalados los repartidores de costes, los usuarios se sienten controlados  y automáticamente empiezan a controlar su consumo abriendo y cerrando radiadores de las estancias menos ocupadas e incluso cerrando todos los radiadores en pisos que están vacíos. Es en este momento en que el usuario se sensibiliza con el consumo cuando viene añadido el ahorro.

Para obtener un verdadero ahorro en el consumo de energía en las calefacciones centralizadas, lo idóneo es compatibilizar el uso de repartidores de costes junto con cabezales termostáticos. Si además estos cabezales son electrónicos y permiten programarse en tiempo y temperatura de manera automática, pues el ahorro si que puede ser importante y llegar incluso al 35% manteniendo en todo momento la sensación de confort de la vivienda.

En todas las marcas comerciales que conozco, la lectura de los repartidores se realiza via radio, no es necesario acceder a las viviendas para tomar las lecturas de los dispositivos que hay en cada uno de los radiadores.

Hoy son una opción de ahorro energético, pero dentro de dos años será obligatorio. La Directiva Europea de Eficiencia Energética (2012/27/UE) exige la instalación de repartidores de costes de calefacción en bloques con calefacción centralizada antes del 31 de diciembre de 2016. Esta directiva Europea debe de ser corroborada con una normativa española, mi sensación, y en base a mi experiencia lo digo, es que en España la fecha inicialmente marcada por la Unión Europea se alargará mas allá del 2016.

Os dejo una presentación realizada para un cliente utilizando los elementos de medida de Honeywell. El resto de marcas comerciales funcionan de manera similar, he puesto como referencia Honeywell porque es con esta marca con la que he trabajado, pero el sistema y los elementos son similares en cualquier otra marca comercial.

Angel Antonio Romero

Soy Ingeniero Técnico Industrial

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *